Más pensiones sí, pero con educación y ahorro

36En el balance de temas que nos dejó el año recién pasado, el debate previsional se lleva por lejos el listón de los más comentados e importantes, pues es justamente uno de los pilares que dieron forma en los albores del modelo económico chileno cuando fue implantado.

Lo anterior no es gratuito. El sistema previsional representa un flujo de millones y millones de dólares, representa inversión, dinamismo para la economía y también su funcionamiento pone a los cotizantes en el punto de funcionamiento ideal de una sociedad liberal, donde los ciudadanos son los que pueden salir adelante bajo su propio esfuerzo.

Entonces, ¿de dónde parte este descontento? Que el tema previsional se esté hablando mucho más que en años anteriores no implica, lamentablemente, que la población tenga un conocimiento profundo sobre él, y lo que es peor, sobre sus ahorros y los efectos para su vida futura que éste tiene.

Avanzar sobre mejores pensiones, pero también sobre ciudadanos más informados
Un estudio reciente dado a conocer por el Ministerio del Trabajo y Previsión Social arroja cifras un tanto preocupantes en ese sentido. Un 70 por ciento de los encuestados desconoce cuál es el aporte que como cotizantes entregan a las AFP; otro 90 por ciento desconoce cuáles son los porcentajes que su administradora le cobra, mientras que un 50 por ciento estaría de acuerdo en cambiarse a una AFP estatal.

¿Cómo revertir este escenario adverso? Para muchos la solución pasa por reformar el sistema de pensiones, aunque esto puede funcionar sólo a mediano plazo y no cambiaría las condiciones culturales de falta de información y desconocimiento anteriormente descritos.

Por eso, la salida debe partir desde la base: la población de menor edad que recién da sus primeros pasos en el mundo del trabajo, aquella que está más interesada en conocer qué AFP conviene a los jóvenes.

Los comentarios están cerrados.