Una guía para la movilidad previsional como afiliado AFP

10El sistema de capitalización individual regido por las administradoras de fondos de pensiones es el sistema que tenemos vigente en el país desde 1980. El objetivo es que en él cada uno de los afiliados posee una cuenta individual donde mes a mes se depositan las cotizaciones previsionales, que se irán sumando y sumando. Esta capitalización aumenta y se va sumando y sumando, la que luego aumenta su rentabilidad tras ser invertida en instrumentos bursátiles administrados por las AFP.

Las personas que ingresan por primera vez al mundo del trabajo también deben suscribir por primera vez una relación de afiliación con alguna de las administradoras. En este caso, la normativa vigente indica que aquellos trabajadores que deben inscribirse por primera vez en las AFP deben hacerlo en la compañía que haya ganado la licitación de la cartera pública de clientes. En caso de que esta licitación, proceso que se desarrolla cada dos años, se haya declarado desierta, es la propia Superintendencia de Pensiones la encargada de asignar a los nuevos afiliados una administradora que cobre la menor comisión por cuestiones de depósito.

Libertad de elegir
Estando en el sistema como trabajador regularmente asalariado, las personas tienen el derecho de optar a cuál entidad se es afiliado. Por tanto, la libertad de elegir entre una u otra AFP estará dada por las consideraciones que el propio trabajador estime convenientes. La mayoría del tiempo éstas están dadas por la calidad del servicio, el precio y la rentabilidad.

¿Pero qué debes hacer para cambiarte de AFP? Lo que el interesado debe hacer es suscribir el formulario denominado Orden de Traspaso Irrevocable que le permitirá cambiarse de AFP. Esto debe realizarse en una de las agencias de la administradora a la cual se haya elegido para el traspaso. Otras opciones también consideran la intermediación de un agente de ventas o a través de los sitios webs de la AFPs.
La importancia de la Orden de Traspaso Irrevocable de las AFP

El paso fundamental para cambiar de su AFP es suscribir el formulario de Orden de Traspaso Irrevocable. Este documento es requisito para realizar el trámite. Se puede solicitar a la entidad de interés, o acceder a él de forma online. Lo relevante es contar con la asesoría pertinente.

En términos concretos, autoriza el traspaso de los saldos de las cuentas personales de cada afiliado a la nueva AFP. Por ello, cualquier error u omisión en la entrega de información desemboca en la nulidad del documento.

Para las personas que están jubiladas y desean hacer el cambio de AFP, se debe tener en cuenta que la fecha de los pagos mensuales se realizarán el mismo mes de concretado el traspaso. En este ítem se debe poner especial atención, ya que los todos los montos deben ser declarados para su validez.

Los comentarios están cerrados.