Cambio de AFP: una decisión de peso

Hoy más que nunca la gente ha comenzado a tomarle el peso al valor del ahorro a futuro. Por ello, los porcentajes de cotización vigentes, los productos adicionales que se tengan y la compañía en la cual uno se encuentra afiliado no dan lo mismo respecto del rendimiento que nuestros fondos tengan a largo plazo.

1Los expertos en esta materia recurrentemente aconsejan el buscar toda la información posible al momento de realizar operaciones en el ámbito de la administración de nuestros ahorros, y más aún si lo que se tiene en mente es un próximo cambio de AFP.

¿Puede ser el cambio de administradora un factor decisivo? Los resultados que el mercado ha sufrido durante el último año y medio dan cuenta que efectivamente no da lo mismo en cuál AFP se esté.

Esto es de conocimiento por las propias administradoras, que durante los últimos cinco años han desplegado agresivas campañas para captar a nuevos cotizantes, destacando una a una sus cualidades de gestión.

Un cambio en el que intervienen factores clave
¿Por qué deberías cambiarte de AFP? Los factores clave para determinar si tu actual administradora sigue siendo conveniente para ti o es mejor cambiar de compañía están en la rentabilidad y el costo de sus comisiones.

Hoy la Superintendencia de Pensiones maneja un gran cúmulo de información respecto del rendimiento de las AFP, así como también cómo ha ido progresando la rentabilidad de los distintos multifondos. En su sitio web podrás encontrar cuál de estas compañías mantiene valores competitivos en el mercado.

Por otro lado debes sopesar la comisión cobrada por la gestión de tus ahorros. En el caso de los trabajadores jóvenes vale la pena escoger porcentajes más bajos. Además, se debe tomar en cuenta que en la medida en que el porcentaje de comisión es menor, también es menor el descuento previsional en la renta, y por lo tanto el sueldo líquido tiene un leve aumento.

Los comentarios están cerrados.